Martes, 2 de agosto de 2016
l
Galindo Ballesteros: "El Poder Legislativo pretende convertirse en un suprapoder"
El contralor general de la República Bolivariana de Venezuela y presidente del Consejo Moral Republicano, Dr. Manuel Enrique Galindo Ballesteros, se pronunció en representación del Poder Moral en rechazo a la decisión del Poder Legislativo de juramentar a los tres diputados de Amazonas: Julio Ygarza, Nirma Guarulla, Romel Guzamana, quienes fueron desincorporados a inicios de 2016 luego de que el Tribunal Supremo de Justicia emitiera una sentencia para llevar a cabo una investigación por presunto fraude electoral y compra de votos en la entidad. “Se observa con preocupación cómo el Poder Legislativo pretende convertirse en un suprapoder, por lo que debe enmarcar sus actos en lo dispuesto en la Constitución y las leyes, o se podría incurrir en una usurpación de autoridad”, expresó.
De igual manera, el Dr. Manuel Galindo Ballesteros calificó las decisiones emanadas de la Asamblea Nacional como ineficaces, írritas e inexistentes en el mundo jurídico, de acuerdo con el principio de legalidad, contemplado en el artículo 137 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que obliga a todas y todos los funcionarios que ejercen en el Poder Público a enmarcar sus actos establecidos en las leyes. En tal sentido, rechazó las acciones anticonstitucionales del Poder Legislativo, que ha incurrido en desacato a las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) las cuales declararon nulas de toda nulidad las leyes sancionadas arbitrariamente por el Parlamento. “De existir controversias que puedan perturbar la paz, el TSJ será el máximo y último interprete de la Constitución de la República”, añadió.

Por último, manifestó que la Asamblea Nacional ha incurrido también en el irrespeto de la institucionalidad del país, en la violación de la ética, y el pluralismo político y en la vulneración del ejercicio democrático. “Esta acción induce a la provocación de una crisis política, con la cual el Poder Legislativo podría entorpecer la gobernabilidad del país. “Responsablemente, como venezolano y servidor público, hago un llamado a fortalecer nuestra acción en los principios de honestidad, eficacia, transparencia y responsabilidad con sometimiento pleno a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la ley y el derecho”, agregó.