Lunes, 3 de julio de 2017

Desde los espacios de RNV 91.1 FM

Contralor General estuvo en el 1er programa al aire del Poder Ciudadano
fr

El Dr. Manuel Galindo aclaró que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no ha aprobado aún  el antejuicio de mérito contra la fiscal general, Luisa Ortega Díaz

El Contralor General de la República, Dr. Manuel Galindo Ballesteros, estuvo al aire desde los estudios de Radio Nacional de Venezuela (RNV) con el programa Poder Ciudadano,  espacio en el cual exhortó a los medios de comunicación impresos, radiales y audiovisuales para que en los programas informativos incluyan temas que fortalezcan los valores y principios ciudadanos. Asimismo, Galindo Ballesteros le hizo un llamo a las instituciones privadas a colaborar con el Poder Ciudadano a través de los programas de formación ciudadana y a apegarse a la Ética Pública y la Moral Administrativa: “Considero que el país está atravesando por la violación de la ética pública y la moral administrativa al no respetar nuestra Carta Magna”.
Por otra parte, el titular del Máximo Órgano de Control Fiscal y miembro del Consejo Moral Republicano, aclaró ante los medios presentes que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no ha aprobado aún el antejuicio de mérito contra la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, solo aprobó medidas cautelares.
De igual manera, el contralor general expresó que no tiene nada que manifestar respecto a los actos terroristas perpetrados contra del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicias y Paz ocurridos el pasado martes, ya que el presidente del Consejo Moral Republicano, Tarek William Saab, se pronunció a través de un comunicado, resultado de una resolución aprobada en sesión extraordinaria, la cual contó con su voto favorable. Igualmente, el Dr. Galindo manifestó que la sentencia emitida por el TSJ, de fecha martes 27 de junio de 2017, es una sentencia histórica ya que aclara las atribuciones de la Defensoría del Pueblo con el propósito de promover, defender, vigilar y garantizar los derechos humanos de conformidad con lo dispuesto en los artículos 280 y 281, numerales 1 y 3, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.